La Niacinamida es un agente hidratante que ayuda a mantener la hidratación de la piel a la vez que corrige manchas y pigmentaciones. Además estimula la producción de colágeno que es el que nos proporciona firmeza y elasticidad a la piel.

También puede ayudar a descongestionar la piel en casos de acné ya que actúa como antiinflamatorio gracias al Zinc, que ayuda a regular la actividad de la glándula sebácea.

 

La Niacinamida (Vitamina B3) es ideal para reducir la aparición de manchas en la piel y la congestión.

Gracias a su alta concentración del 10% basada en la fórmula de la sal de Zinc del ácido pirrolidón, al mismo tiempo que el Ácido Carboxílico, proporcionará el equilibrio necesario para controlar los aspectos visibles de la actividad sebácea.

Contraindicaciones

Si la vitamina C tópica es usada como parte importante del cuidado de la piel, deberá aplicarse alternándola de vez en cuando con esta fórmula (lo ideal sería usar la vitamina C por la noche y nuestra fórmula por la mañana). De lo contrario, la niacinamida podría afectar la forma pura íntegra de la vitamina C (ácido L-ascórbico).

Nota

Si bien la niacinamida y el zinc PCA reducen la apariencia de manchas y equilibran la actividad sebácea visible, este tampoco es un tratamiento para el acné. Para las condiciones persistentes relacionadas con el acné, se recomienda el uso de peróxido de benzoilo y/o ácido retinoico. No se aconseja el uso de ácido salicílico. Esta fórmula se puede utilizar junto con tratamientos para el acné como un añadido más, si así se desea, obteniendo de este modo unos resultados beneficiosos y visibles para la piel.

Instrucciones
Aplicar por toda la cara por la mañana y por la noche antes de utilizar otras cremas más intensas.